La pareja que buscamos para el sexo

IDEALES FEMENINOS DE HOMBRES
El príncipe azul

La mayoría de las mujeres crece con la idea de que el hombre ideal es un príncipe azul que sea muy experto en el juego de las adivinanzas. Desean que el hombre sea hermoso, con buena posición y que caiga rendido a sus pies. Si quieres conquistar a una chica, si quieres ser su Príncipe azul te será muy fácil si sigues estos consejos:

1) Desármala con tu atractivo, hazle ver que eres guapo pero que la belleza es algo común para ti por lo tanto, tanto la suya como la tuya para ti no son importantes, tú buscas algo más, buscas interés y respeto por eso quieres sinceridad y respeto también. Dale a entender que te gusta mucho sexualmente pero sin resultar zafio o grosero, sugiere más que muestra. No hables de tus anteriores conquistas, hazle ver que fueros pálidos ensayos para lo que va a pasar ahora.
2) Estate muy atento a lo que habla y cumple inmediatamente alguno de sus deseos, no todos, no te pases, no vaya a creer que eres uno de esos moscones que pululan a su alrededor.
3) No mientas, no le digas que la amas si no es verdad, no le digas que lo vuestro es para toda la vida si no es verdad, es mejor hablar del día a día y de tu deseo de tenerla en la cama que de hacer proyectos de futuro si no estás seguro de poder cumplir.
4) No te des por vencido si no cae en la primera cita. Llámala o mándale mensajitos hasta que os volváis a ver.

Y después de las relaciones si no quieres volver a verla no te despidas a la francesa, dañaras su autoestima, es mejor buscar una buena excusa que alimente su ego, del tipo de “No he conocido a nadie como tú, yo soy un manta y no te merezco”

La media naranja

Con esta fantasía las mujeres buscan un hombre que sea su fiel reflejo en el espejo, que sienta, piense y desee lo mismo que ella, si te encuentras una mujer que vive en este mundo el truco de seducción es que te mimetices con ella, todo depende de tu empatía, de la capacidad que tengas para percibir su mundo interior.

Es bueno emplear frases del tipo: “¡se lo que estás pensando, porque yo lo deseo también!”. Tendrás que ir de compras con agrado, renunciar al fútbol, visitar a la familia, compartir tiempo con sus amigas, en la media naranjas las amigas soy muy importantes, si ellas o los familiares dicen algo como: ”Os parecéis, estas hechos el uno para el otro” es que estas triunfando en tu empeño. Con respecto al sexo, son buenas las frases: “no haremos nada que tú no quieras” “a mi no me importa esperar pero te deseo con todo mi corazón”

Te toca emplear todo tipo de trucos románticos, cenas con velas, paseos a la luz de la luna, regalos simbólicos, como la hoja del árbol debajo del cual nos dimos el primer beso o la foto del banco del retiro donde te dije que te amaba. También vale la servilleta del bar o el menú del restaurante, son regalos baratos y con efectos fulminantes.

En la cama procura acompasar el ritmo de tus caricias al ritmo de su respiración y estate muy atento a los pequeños ruiditos de placer que hace cuando le estás acariciando aquí o allá. La penetración es muy importante, la mayoría de las mujeres no sienten casi nada durante la penetración por eso agradecen que el hombre les proporcione un orgasmo previo sin tener que pedirlo pues a la mayoría de ellas les da vergüenza hablar de sexo.

Marido-amante

La canción de Cecilia “El Ramito de violetas” es un ejemplo de esta fantasía. Cuando la rutina del matrimonio se ha instaurado y no sabes como romper su inercia, es muy bueno jugar al marido-amante. Reverdeciendo antiguas seducciones o inventando unas nuevas. Conozco parejas que han vuelto a enamorarse a través del Messenger, haciendo como si fueran desconocidos y jugando sin pudor al juego de la seducción.

Incluso puedes alquilar una habitación en un lugar con encanto o pídele la llave del apartamento a un amigo y escápate con ella de la oficina a la hora de la comida para tener relaciones deprisa y corriendo sin apenas desvestiros y sin que nadie lo sepa como en un secreto.

Con tu amante puedes permitirte libertades que nunca tendrías con tu esposa. Puedes extremar el juego hablándole de “tu marido” y permitiendo que te haga confidencias sobre vuestra vida sexual. Es un buen ejercicio de sinceridad pero no vale enfadarse.
Pero también puedes encontrarte una mujer que quiera jugar contigo al juego del amante porque su pareja está agotada sexualmente pero el vinculo afectivo todavía existe y con mucha intensidad.

Este tipo de aventuras hay que vivirlas sin esperanzas, no compitas con el marido, no fuerces la ruptura, no seas positivo. La posición del amante es cómoda y agradable, tiene todas las ventajas y ninguno de lo inconvenientes. El sexo con los amantes suele ser muy excitante por lo que tiene de morbo y de aventura.

IDEALES MASCULINOS DE MUJER

Bestia insaciable

Todos los hombres sueñan con una mujer con un nivel de deseo semejante al suyo, por eso fantasean con una mujer siempre dispuesta y con ganas cada vez que él lo demande, pero ten mucho cuidado porque si tienes más deseo que él lo más seguro es que sienta su orgullo herido y se le despierten los celos.
Para conquistar a un hombre de estás características, el mejor truco es hacerle sugerencias sexuales siempre que estéis rodeados de gente o en lugares públicos, para darle la sensación de que no te puedes aguantar ante sus encantos, los hombres en el aspecto sexual son muy poco sutiles y hay que ir al grano, prefieres una caricia en el muslo y los genitales con el pie por debajo de una mesa que un toque suave en una mano. Las miradas lascivas y los gestos desvergonzados también son muy buenos.

En la cama alaba la magnificencia de sus genitales con todo detalle, les encantan las evaluaciones y las competiciones, y se sienten felices si literalmente te desmayas de placer entre sus brazos. La palabra clave es exagerar lo más posible.

Ni se te ocurra mirar a otros hombres o valorar las dotes de otros si no es para compararlas con ventaja con las suyas. El modelo de la devora-hombres es el personaje de la Catrall en “Sexo en Nueva York”. Este tipo de hombres tiene una gran ventaja que son él puedes experimentar cualquier fantasía que se te ocurra, siempre te llevará la corriente porque lo peor que le puede pasar es parecer inexperto.

Madre y amante

Es un tópico que todos los hombres necesitan para ser felices dos cosas: Una mamaíta y una buena “mamaíta”, con ello cumplen con el ideal de madre-amante. Una madre que los que los cuide cuando están enfermos que les proporcione los alimentos que desean que los mantenga a salvo de las inclemencias del tiempo y de la vida y una amante que les proporcione la intensidad de la aventura.

La verdad que nos lo ponen muy difícil, ser madre supone unos niveles de generosidad y sacrificio que no todas las mujeres están dispuestas a dar, pero además mantener el interés sexual contra todo pronóstico es mucho más difícil.Si el chico que te gusta te pide que seas su madre, pregúntate dentro de ti si quieres ser madre de un niño para toda la vida, o simplemente quieres jugar un ratito a “las casitas” si este es el caso, lo tienes muy fácil, primero se trata de descubrir sus platos favoritos y después invitarle a cenar y haz que se sienta cómodo, todas las mujeres sabemos hacer esto… para ello nos han educado desde el principio de los tiempos… pero después indícale que tú también quieres que te cuiden, que a ti también te gusta que te hagan sentir bien. Si no sabe hacerlo… ¡tú misma! Hacer de amante es mucho más fácil se trata de volverte lo más egoísta posible y usarle como un objeto erótico a los hijos-amantes les encanta.

Media naranja

El mito de la media naranja dice que en los orígenes el creador formó al ser humano hombre y mujer unidos por la espalda pero en algún momento de la historia no se portaron como debían y el dios furioso los separó y les condenó a buscarse por toda la eternidad, cuando dos medias naranjas se encuentran sienten que han nacido el uno para el otro y que la misma sangre fluye por sus venas y el mismo pensamiento activa sus neuronas, la perfecta expresión simbólica de este mito es el orgasmo simultáneo que tanto daño hizo en los años sesenta.

Si el chico que te gusta quiere vivir esta experiencia, si para él es importante sentir que tú eres su media naranja es muy fácil complacerle: pon en marcha tu intuición y déjate llevar por ella. No hagas lo que tú querrías que él hiciera, haz lo que él quiere… por lo menos hasta que te canses de este juego. Entonces puedes empezar a jugar a ser tu misma.

El sexo con los chicos media naranja no es especialmente satisfactorio porque son unos fanáticos de la penetración y no les gustan los “truquitos clitoridianos”, como ellos dicen, consideran la sexualidad femenina como un espejo de la masculina y por eso creen que tu mayor placer es que te toque el pecho y los genitales, no entienden que quieras caricias interminables en la espalda o que te vuelva loca un cepillado de pelo o un buen masaje de pies.

Puede que alguna vez, incluso, tengas que fingir el orgasmo para que deje de esforzarse y termine de una vez. Tu verás el tiempo que necesitas para darte cuenta que nadir es una media naranja que todos somos naranjas completas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: