Orgasmos express: cómo lograrlos

En las noches que desees alcanzar el clímax sin tener que sudar, prueba estos atajos candentes.

Si has tenido éxito alcanzando orgasmos con tu chico, sabes que el esfuerzo vale la pena. Pero aun así, hay ocasiones en que quieres lograr el clímax más rápido. Entonces, hay buenas noticias para ti: “Mientras más aprendas a conocer las respuestas de tu cuerpo, más experta serás alcanzando orgasmos”, dice la sexóloga Yvonne K. Fulbright, autora de Sex With Your Ex (Sexo con tu ex). Les pedimos a los expertos que nos revelaran sus mejores tácticas para llegar al gran O. Úsalas sola o acompañada para que puedas alcanzarlo en tiempo récord.

Descubre tus propios disparadores
Para apresurar un orgasmo con tu chico, primero invierte un poco más de tiempo experimentando tú sola. Préstales atención a tu cuerpo y a tu mente antes de llegar al clímax: dónde te estás tocando, cuánta presión estás ejerciendo, qué músculos están tensos, dice Dorian Solot, educadora sexual y coautora de I Love Female Orgasm (Adoro el orgasmo femenino). Después realiza esos movimientos durante el sexo. Además, es importante crear un estado de ánimo estimulante. “Cada mujer es única en lo que necesita sentir y esperar para prepararse mentalmente para el sexo”, opina Susan Crain Bakos, autora The Orgasm Bible (La biblia del orgasmo). “Pueden ser velas, música suave, respiración profunda o hasta un poco de pornografía de fondo”. Averigua qué es mejor para ti y prepara el escenario antes de saltar a la cama.

Prepárate antes de que él llegue
Una manera de asegurar un clímax rápido con tu chico es prepararte antes de verlo. “Ir creando anticipación durante el día te mantendrá en un alto nivel de excitación”, dice Fulbright. Fantasea sobre lo que tú y tu chico harán más tarde, visualizando cada detalle hot. “Tu cuerpo responderá a la estimulación más rápido si ya estás excitada mentalmente”, subraya Bakos. Y hablando de estimulación, llevar la masturbación hasta un punto sin permitirte llegar a la meta, te asegurará una explosión orgásmica en el mismo momento en que él entre por la puerta. “Cuando ya los dos estén en la cama, tu cuerpo rápidamente regresará a ese nivel que lograste sola, y tu chico te ayudará a terminar a toda velocidad”, apunta Solot.

Busca posiciones que tocan los puntos HOT
La mayoría de las mujeres tiene dos áreas principales de verdadero estado erótico: el clítoris y el punto G (para encontrar esta área esponjosa del tamaño de una moneda chica en la pared frontal de la vagina, introduce tu dedo y haz un movimiento como de “ven acá”). La manera más fácil de llegar a la cima del placer durante el sexo es estimulando esas dos zonas con posiciones estratégicas. La de la mujer arriba probablemente es la posición que más facilita el gran O, porque tú controlas el ángulo, la profundidad y la velocidad de la penetración, al mismo tiempo que puedes acariciarte. Para lograr la estimulación del clítoris, muévete contra su hueso púbico. Variar el movimiento también puede avivar el fuego. “Gira tus caderas en círculos en lugar de hacia arriba y hacia abajo”, aconseja Bakos. “Tocarás tu clítoris cada vez que te muevas hacia el frente y tu punto G cuando vas hacia atrás”. “El estilo perrito es otra posición que favorece el clímax”, añade Fulbright. El ángulo es perfecto para alcanzar tu punto G y la penetración, profunda. Si él está bien dotado, también llegará a tu punto A, un área que algunos científicos dicen se halla sobre el punto G, hacia tu cuello uterino, y que cuando se estimula, provoca orgasmos intensos. Además, si estás nerviosa, no mirar a tu chico te ayudará a calmarte. Para más excitación, aprieta tus músculos PC (los mismos que contraes para detener la orina) durante la penetración… no importa en qué posición estés. “Lograrás que la fricción sea más intensa tanto en el clítoris como en la vagina, lo que te ayudará a tener un orgasmo más fácil y fuerte”, anota Bakos.

Duplica el placer
Concentrarte en las áreas más erógenas es clave, pero para conseguir tu nota más alta en tiempo récord, nada como aplicar el “multioficio”. “Cada vez que puedas estimular más de un punto a la vez, estás elevando tu nivel de excitación, lo que te llevará a la cima más pronto”, dice Fulbright. Por ejemplo, mientras él te está dando acción oral, pídele que inserte dos dedos en tu vagina y que haga el movimiento de “ven acá”. O da la vuelta y adopta la posición de vaquera a la inversa: estimularás la pared posterior de tu vagina a la vez que puedes acariciar tu zona sur. Pero no te concentres en un área alfabética en particular. Deja que él acaricie todo tu cuerpo durante el acto: tus senos, muslos, cuello… Multiplicarás las sensaciones inducidas por el orgasmo.

Intensifica tus caricias
A veces, una ayudita “exterior” eleva el placer. Un poco de lubricante, por ejemplo, permitirá que tus zonas hot sean acariciadas continuamente sin causar una fricción dolorosa, y algunos juguetitos electrónicos pueden acelerar el clímax. Es simple matemática: los vibradores ofrecen más caricias por segundos que las manos. Si te preocupa el ego de tu chico, prueba con uno de esos vibradores que él puede colocarse sobre uno de sus dedos. Para provocar deliciosos temblores en el cuerpo de los dos, coloca un vibrador tipo bala en la base de su pene cuando tú estés arriba y muévete contra él. Si llegas rápido al clímax, tu chico también alcanzará la meta más pronto. Así que haz lo que sea para acelerar tu orgasmo: los dos se beneficiarán.

Una respuesta to “Orgasmos express: cómo lograrlos”

  1. lo intentare!! publicare los resultados el lunes jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: