Sadomasoquismo: el placer prohibido

“En lo aberrante encontramos deleite y placer en lo mas detestable. Cada día descendemos un paso al infierno, sin horror, entre tinieblas que apestan” (Charles Baudelaire)

El masoquismo es la excitación sexual como consecuencia del sufrimiento propio, bien sea por dolor físico, humillación o malos tratos. El placer sexual obtenido al sufrir dominancia y humillación es muy antiguo, ya Aristóteles suplicaba a Filis, una mujer pública, que le utilizase como caballo y golpeara sus nalgas.

El masoquista extremo no necesita realizar el acto sexual propiamente dicho para obtener satisfacción sexual. Esta práctica tiene mucho de masturbatorio ya que el coito es sustituido por la manifestación simbólica de la humillación más o menos real.

Sadismo es la excitación sexual provocada ante el hecho o la fantasía de someter a otra u otras personas a sufrimiento físico o psicológico. El sádico por tanto, no sólo obtiene excitación al inflingir dolor físico sino también al humillar, someter y degradar a la persona.

El placer por la crueldad y el sadismo difieren en el hecho que el sadismo conlleva la excitación sexual, mientras la crueldad es el mero deleite que algunas personas pudieran experimentar ante el sufrimiento ajeno.

El nombre de sadismo deriva del famoso escritor francés Marqués de Sade, coetáneo a la revolución francesa. El marqués fue protagonista de diferentes escándalos al ser denunciado por prostitutas que le acusaban de drogarlas y golpearlas. Por ello pasó 13 años en prisión que dedicó a escribir sus fantasías como contestación a las cartas de amor que su esposa le mandaba. La obra de Sade fue censurada durante años, entre sus obras destaca ‘Justine’ y ‘Las 120 jornadas de Sodoma’. Dentro de la cultura sadomasoquista existe cierto grado de trasgresión de la norma, de acercamiento de lo prohibido.

Estas conductas sexuales han sido a menudo, y sobre todo en el pasado, tachadas de desviaciones sexuales, aberraciones e incluso enmarcadas dentro de las patologías como ‘perversión demasiado alejada de lo normal’. Sin embargo, la desinhibición sexual, ha sacado a la luz el hecho de que este tipo de conductas sexuales, forman parte de la vida sexual de muchas personas que no sufren ningún tipo de patología.

Cabe mencionar que la normalización de este tipo de prácticas ha llegado al punto de celebrarse encuentros sadomasoquistas en varias de las principales ciudades del mundo, en el que además de ofertarse diferentes elementos de tortura y conductas típicamente sadomasoquistas, se especifica el Código de Vestimenta consistente en prendas de cuero, pvc, látex y ropa oscura.

A pesar de esto, el mundo del Sadomasoquismo sigue envuelto en un alo de misterio y depravación y es que quizás, la línea que separa placer sexual saludable del trastono sexual es difícil de percibir si no contempla desde una perspectiva sexológica.

Con estas premisas no es complicado entender el motivo por el cual, Internet se ha convertido en un lugar perfecto y seguro para saciar el apetito sadomasoquista de muchas personas. Proliferan las páginas dedicadas a fotografías, vídeos y venta de objetos relacionadas con el sadomasoquismo.

VIDEOS

Chica cruel: castigame y si es en una silla… mmmmmmm

Rihanna: un video musical pero con azotes😀

5 comentarios to “Sadomasoquismo: el placer prohibido”

  1. ChisMOsitA Says:

    😮 No hay mas????

  2. Soy sadomasoquista y me gustaria que una mujer desnuda me torturara salvagemente.

  3. Soy sadomasoquista y me gustaria que una mujer ayractiva me torturara.

  4. SI ME DEJO AZOTAR DE MI ESPOSA, COMO NO LO DEJARÍA HACER DE RIHANNA, CLARO QUE SERÍA LO MÁS DELICIOSO DEL MUNDO, QUE UNA MUJER TAN EXTREMADAMENTE BELLA 99% PERFECTA, ME ATARA Y ME CASTIGARA CON ESE LÁTIGO, UHMMMMMMMMM, SERÍA SU ESCLAVO PARA SERVIRLA A SUS PIES DE RODILLAS POR SIEMPRE. QUE VIDEO TAN ESPECTACULAR, ME PUSO LOS SENTIDOS A MIL Y ME DEJÓ MAL DEL CORAZÓN IMAGINANDO CUALQUIER CANTIDAD DE FANTASÍAS DE BDSM CON ELLA.

  5. Begoña Says:

    uuuuuuuuuuum, pues a mi me gusta que mi novio me de tortazos en el culete y me ponga perra. Auqne sin pasarse, claro. Y por supuesto también me gusta el sexo duro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: